¿Qué estás buscando?

Categorías

Regiones

KINZA

10256 Vistas

Síguenos

Datos de contacto

KINZA: UN RINCÓN GEORGIANO EN PLENO MADRID

LLunes
13:00 - 24:00
00:00 - 02:00
MMartes
13:00 - 24:00
00:00 - 02:00
MMiércoles
13:00 - 24:00
00:00 - 02:00
JJueves
13:00 - 24:00
00:00 - 02:00
VViernes
13:00 - 24:00
00:00 - 02:00
DDomingo
13:00 - 24:00
00:00 - 02:00

  • Madrid
  • Publicado hace 7 meses

Kinza en georgiano significa cilantro, y es una de las especias más queridas y utilizadas en la cocina de Georgia, país en el que las especias tienen una especial relevancia en todas sus recetas.

Kinza llega con la misión de dar a conocer en la capital la cocina tradicional de Georgia, tarea que lleva realizando con notable éxito en Barcelona, donde abrió su primer restaurante en 2018. Su ubicación, a solo unos metros de la Gran Vía, y su fotogénico interiorismo, entre rústico y chic, también juegan a favor. Por no hablar de las actuaciones musicales y espectáculos de danza georgiana con los que sorprenden a los comensales por la noche y fines de semana, y que consiguen hacernos sentir como si estuviéramos en un restaurante tradicional la misma ciudad de Tiflis.

En su carta figuran, por tanto, todos los hits de la gastronomía georgiana que encontraremos con su correspondiente fotografía y descripción para que nos hagamos una idea de lo que llegará a la mesa. El mejor plato para iniciarse en el fascinante mundo de la gastronomía georgiana es el khachapuri, sin duda, el plato insignia del país. En Kinza, además, cuentan con las recetas más populares de khachapuri que se preparan en el país: el más típico, el Jachapuri adjaruli, originario de la región de Adjaria, que se rellena con dos quesos diferentes y una yema de huevo.

Otro plato obligado son los khinkali, una receta de indudable origen asiático, consistente en un pequeño saco de harina relleno de caldo y una mezcla de carne de ternera y cerdo. El shashlik es otro plato imprescindible en cualquier mesa georgiana.

Y en cuanto a los postres, la casa Kinza recomienda los churchkela, unos dulcecitos rellenos de crema de nueces y bañados en zumo de uva que los georgianos suelen tomar tradicionalmente en otoño. Y la Tarta Medovik, el pastel ruso por antonomasia.

Para culminar el viaje deberíais atreveros con un chupito de chacha, un brandy de orujo hecho con los restos de uva que se emplean para hacer el vino (también conocido como el vodka georgiano), y que es tipiquísimo en Georgia para tomar con el aperitivo.

Navegar por el mapa

Calle de San Bernardo, 22, 28015 Madrid

Reseñas y comentarios

EnglishSpanish